sábado, 8 de enero de 2011

FAUNA Y FLORA DEL ESTADO APURE

Geología
Geológicamente los llanos apureños están formados por sedimentos no consolidados o poco consolidados (neogeno y pleistoceno) y depósitos aluvionales (reciente). El estado Apure ocupa la zona más meridional de los Llanos venezolanos. Presenta una fisiografía dominada por las planicies de los Llanos Occidentales, ocupando el 75% de la superficie del estado; además de los paisajes de altiplanicie de mesa, planos inclinados, piedemonte, montaña y valles.

Relieve
Las extensas planicies van desde la confluencia de los ríos Apure, Arauca y Capanaparo con el Orinoco hasta el piedemonte andino. Estructuralmente están diferenciadas en aluviales, limosas y eólicas, las cuales constituyen, desde el punto de vista morfológico, llanuras de desborde y explayamiento, relieves planos, zonas de médanos y planicies deltaicas, siendo las unidades características los bancos, bajíos y esteros, estos dos últimos sujetos a fuertes inundaciones estacionales, debido a su suave pendiente.

Clima
La temperatura media anual es de 25,7°C y las precipitaciones estacionales oscilan entre 700 y 1 500 mm anuales. Se localizan varios tipos de climas que van desde bosque seco tropical (bs-t), el de mayor amplitud espacial del estado asociado a las planicies aluviales y eólicas, altiplanicies de mesa, glacis y algunos valles; bosque húmedo tropical (bh-t) en el piedemonte andino y las planicies húmedas al norte de Guasdualito; y el área de montaña con una transición entre bosque muy húmedo tropical (bmh-t) a bosque húmedo montano (bh-m). Presenta dos estaciones bien diferenciadas, un período lluvioso desde mayo hasta octubre con fuertes inundaciones y otro seco, desde noviembre hasta abril.

Hidrografía
La hidrografía del estado Apure presenta un patrón paralelo con orientación oeste-este. Las características fisiográficas, unidas a las condiciones climáticas, constituyen parte fundamental del rico sistema hidrográfico, conformado por grandes ríos, los cuales inundan enormes extensiones de su territorio en el período de lluvia, principalmente en el extremo oriental, relacionado con la creciente del río Orinoco. En general el área puede definirse como de drenaje lento por sus inundaciones periódicas extensas y prolongadas. Presenta un sistema conformado por cuatro ríos principales: Apure, Arauca, Capanaparo y Meta, estos cursos de agua nacen en la Cordillera de los Andes de Venezuela y Colombia y vierten sus aguas al Orinoco.

Vegetación
Predomina la vegetación de sabana, intercalada con bosques de galería en las márgenes de los ríos, y al oeste destaca la selva nublada de San Camilo.

El potencial forestal está representado en una superficie cubierta de bosques de 9,2% del total estadal, cumpliendo función tanto productora como protectora. El bosque productor se encuentra en las Areas Bajo Régimen de Administración Especial: Reserva Forestal de San Camilo y Lotes Boscosos, además de existir recursos forestales de interés comercial en ejidos, baldíos y tierras del IAN, cubriendo en su totalidad los bosques productores el 5,3% de la superficie estadal. Los recursos forestales con fines protectores se localizan básicamente en el Parque Nacional El Tamá así como en los diversos bosques de galería de los diferentes ríos y caños que atraviesan el estado. Es importante reseñar que tanto los bosques productores como protectores han estado fuertemente intervenidos en función de la expansión de la frontera agrícola. El potencial agrícola de Apure es bajo, debido a las condiciones del drenaje: exceso de agua que afecta el crecimiento vegetal, la mecanización del laboreo del terreno, los rendimientos de cultivos comunes, con excepción del arroz y ciertos pastos naturales. Además de la baja fertilidad: escasez de nutrientes y excesiva acidez, lo que origina bajo rendimiento de cultivos comunes.
En esta región se pueden apreciar dos grandes estaciones que establecen una marcada diferencia en la vida del llano: La lluvia y la sequía. En la primera los bosques de galería, caños y las sabanas; llenas de palmas, corozos, merecures, samanes que presentan todo su esplendor en la época donde el verdor resplandece y se logra observar al llano florecido. En la segunda, el verde se transforma en amarillo y marrón, el polvo cubre las llanura, la vida se extingue y la mayor parte de la región se concentra en unos pocos focos donde permanece el agua. Estos cambios tan radicales hacen que el llano tenga dos períodos de atracción opuestos e igualmente llamativos, donde la naturaleza cambia de forma tal que un mismo lugar presenta dos paisajes totalmente distintos de una estación a la otra.

Fauna
La fauna silvestre del estado es abundante y diversa, localizada en gran medida en los bosques de galería de los principales cursos de agua, así como en los caños y lagunas permanentes ubicadas a lo largo de la entidad. Entre los mamíferos se pueden citar: chigüire, venado caramerudo, oso palmero, tonina y cachicamo sabanero. Las aves que destacan son garzón soldado, garza paleta, gabán, pato guirirí pico rosado y gavilán colorado. Los reptiles como baba, culebra de agua, galápago, tortuga arrau y caimán del Orinoco son los más destacados y entre los anfibios, el más frecuente es la rana saltadora. No obstante, la extensa población faunística ha confrontado serios problemas para su conservación como han sido: talas, quemas y deforestaciones que originan la disminución del hábitat boscoso y la cacería indiscriminada de especies como el chigüire y el babo.
La compleja red hídrica, con una gran cantidad de ríos y caños, además de una extensa área inundada estacionalmente, constituyen un importante reservorio de fauna, donde puede desarrollarse la pesca y practicarse la piscicultura. La variedad de la fauna de ríos y lagunas del Llano apureño presenta un potencial estimado en 9 259 TM, siendo las especies comerciales más importantes: bagre, bocachico, bocona, cachama, coporo, curvinata y palometa. Cabe destacar que la pesca continental ha constituido, en los llanos, una actividad marginal debido a la carencia de incentivos y políticas de apoyo que han conducido a una subutilización del recurso.

1 comentario:

  1. muy bueno tu ensayo, gracias por que sirvió de gran beneficio, que DIOS TE DE MAS SABIDURÍA

    ResponderEliminar